Noticias

La sanidad en Galicia

En el periódico de hoy vienen dos noticias sobre la salud que invitan a una relajada reflexión:

Mujer rica, mujer pobre

Sé que hoy me estoy arriesgando al desafiar las más procelosas corrientes imperantes, pero no me importa, creo que lo que tengo que decir debe ser dicho.
El detonante, como en otras ocasiones, ha sido un artículo de opinión de Roberto Blanco Valdés en El Ojo Público de La Voz de Galicia titulado “Fotografiarse desnudas, lamer escupitajos”.

Destaca Roberto tres noticias de la edición de la víspera, dos de las cuales ya conocía y me habían inspirado una reflexión en el mismo sentido que señala. Pero al leer sus palabras impresas me desbordó una vorágine que me obliga a expresarme perentoriamente, porque no estoy de acuerdo con su enfoque “blando” y “comprensivo” cuando concluye “aquí, las mujeres luchan”… mientras que lo que les sucede a las mujeres en el mundo de más allá,  pues “Esa es su desgracia. Y es nuestra vergüenza”.

Lo que revelan las tres noticias podría reducirse al contraste entre dos culturas, entre dos formas de entender la vida o la sexualidad, pero no lo creo así. No voy a calificar las posiciones de las “víctimas” de los hackers ni de la parca reivindicadora, puesto que el mejor sentimiento que inspiran ni siquiera es compasión, sino vergüenza. Porque no sólo es para nuestra vergüenza la desgracia de las mujeres hindúes, musulmanas, etc. También es una vergüenza el comportamiento y los métodos de las occidentales que se proclaman “luchadoras” por la “igualdad” y la “liberación” desde sus privilegiadas circunstancias. Porque tal proclamación no exime de la necesidad y la obligación de comportarse con una cierta sensatez y de asumir responsablemente las consecuencias de la propia negligencia, ignorancia o frivolidad.

En brutal contraste, la joven “india” se merece toda mi admiración y respeto por su libérrima ostentación de dignidad.

Y me pregunto ¿Dónde están las voces de quienes luchan en su defensa?

Es triste vivir en un mundo en el que conductas de tan diferente cualidad son compensadas de maneras tan contrastadamente injustas.

Jordi Pujol

Si buscamos hoy las noticias sobre Jordi Pujol encontraremos diferentes titulares intentando exponer objetivamente sus recientes declaraciones. No se le escapará al avisado lector que, ya desde los titulares, tales exposiciones tendrán diferente color y aroma según la línea editorial/mercantil de cada medio. La conclusión es que el papel (higiénico) de los medios es el de enmascarar con ruido lo que no desean que se remueva, no sea que desprenda metano. En mi humilde opinión, lo relevante de la declaración es que desvela, en sus propias palabras, la dimensión y talla moral e intelectual del expresidente (y sus colaboradores). Un poco más de luz aporta, con su estilo característico, Salvador Sostres en su columna de opinión en El Mundo: Ubú President.

¡Ah! Pero... ¿podemos?

Se me ocurre que la cita de "El sentido de la vida" puede ajustar el sentimiento derivado de la cognición que me provoca la presunta o viral efervescencia de un fenómeno planamente populista. Como Pedro J., me he resistido a tratar el asunto. No, no era por no darle publicidad, sé que esta página no la visita ni el Tato. Es más bien un problema de insoportable trivialidad. Creo que el fenómeno tendrá un corto recorrido por insustancial e incoherente. Su trayectoria depende exclusivamente de sus seguidores, no de sus promotores. Sólo queda por determinar el tiempo que defraudarán a la razón ese puñado de ingenuos.

En ente sentido, y para ser misericordioso, me atrevo a recomendar la lectura de la deposición que Pedro J. titula «El bueno de Jean Paul Iglesias» y que desarrolla con su característico estilo suavemente sofronizante.

Profecía inevitable

Anticipándose a la polémica publica La Voz de Galicia el día 5 «Filgueira, un intelectual y polígrafo de gran talla», destapándose al día siguiente que «Xosé Filgueira Valverde será homenaxeado no Día das Letras Galegas do 2015». Naturalmente, la reacción no se hizo esperar: «Hai moitas persoas que merecen as Letras Galegas antes que Filgueira», remachada por la previsible «Anova di que a elección de Filgueira Valverde busca "demoler" o Día das Letras». Naturalmente, «A comisión executiva da RAG di que non avalou a proposta de Filgueira» y, así las cosas, Ignacio Bermúdez de Castro escribe sobre «Anova y Filgueira Valverde».
No voy a entrar en la polémica desde los ángulos ya tratados. Tampoco cuestionaré la capacidad literaria del polígrafo develador. Ni siquiera contaré un par de sabrosas anécdotas fruto de "topetazos" personales con la insigne figura. Me quiero quedar en una simple reflexión aritmética: al tiempo que, pura demografía maldita, el número de "persoeiros" pendientes de homenaje disminuye alarmantemente, el número de "Días das Letras" se incrementa monótona pero implacablemente, lo que garantiza que existe un año futuro, no muy lejano, en que al homenajeado habrá que "fabricarlo".
Así, esta polémica preludia el cumplimiento de una profecía que se antoja tanto más acuciante cuanto más radical sea el punto de vista.

imaginales 2014

Introducción a «Los imaginarios sociales y la política»

III Seminario Internacional sobre Imaginarios Sociales

3-4 de Julio de 2014
Facultad de Ciencias da Educación da Universidade de Vigo
Avd. Castelao s/n
Ourense

4 de julio, viernes a las 12:15
Juan-Luis Pintos y Juan R. Marticorena
Universidade de Santiago de Compostela
Los imaginarios sociales y la política. Construcción y tratamiento comunicativo de la “Crisis” en España (2007-2014)

 

 

¿Qué significa este gráfico?

  1. Que los argentinos hablan mucho
  2. Que en Chile hubo un terremoto
  3. Que en Venezuela hay una dictadura
  4. Todas son ciertas

Adolfo Suárez

Tal parece que el cuerpo de Adolfo Suárez ha dejado de funcionar por completo hace unas horas. Alrededor del acontecimiento vemos desplegar una pantomima hipócrita junto con un sentido pésame. No parece demasiado difícil escrutar la diferencia.

Pero todo esto me parece extraño. Supongo que podríamos adoptar dos puntos de vista: o Adolfo Suárez, la persona, resulta de la actividad de una mente exclusivamente material o resulta de la interacción de alguna suerte de espíritu inmaterial a través de o mediante un cuerpo material.

En el primer caso, al menos hace 11 años que Adolfo Suárez dejó de existir. En el segundo, por entonces se suspendió irreversiblemente la interacción entre cuerpo y espíritu.

Y esto es lo extraño para mí: si desde ambos puntos de vista Adolfo Suárez falleció a efectos prácticos hace más de 11 años, ¿por qué todo el mundo se comporta como si hubiese fallecido en horas recientes?

¡Regocijaos! Vuelve la GESTAPO

Asador Guadalmina informa

No voy a entrar a discutir la ley "antitabaco", no acostumbro a discutir estupideces. Tampoco voy a comentar los "argumentos antitabaco", porque ninguno de los que circula merece la menor atención. Pasaré de puntillas sobre las "asociaciones" de mojigatos fascistas ávidos de revancha y su meridiana representatividad: hoy en día cualquiera sale en un telediario, en una especie de decantación de la inteligencia. Cada día que pasa es más evidente que la ingeniería social de playmobil nos acerca a un horizonte de gloria porque ahora la mayoría y el mayorío están mucho peor que antes. En este país de fantasía, imperio de la mediocridad, muy pocos aprobarían un somero escrutinio.

No fumo. Sé que el tabaco no es saludable. Es además un asco. Pero hay cosas peores. Hay muchas cosas más urgentes. Hay muchas cosas más importantes. Hay muchas cosas más oportunas. Aunque según se mire. Esto es lo que piensa José Eugenio Arias, un empresario hostelero que ha pegado este cartel en su establecimiento: «Asador Guadalmina informa: Ante la inminente entrada en vigor de la ley 'antitabaco' (cortina de 'humo' creada por nuestro Gobierno para tapar siete años de destrucción masiva de España), les informamos que, como negocio privado, haciendo uso de lo que nosotros entendemos son nuestros derechos, dicha ley, no será aplicada en nuestro establecimiento. Pedimos disculpas a toda aquella persona que se sienta perjudicada».

A este señor, que tampoco fuma, le he oído declarar que, si proceden en su contra, cerrará el negocio dejando en la calle a 16 familias, hará las maletas y se marchará de España, donde duda que se pueda hablar de estado de derecho.

Y estoy de acuerdo con él. Y le respeto y admiro por su valentía. Y le ofrezco mi apoyo frente a los necios, los mentirosos, los hipócritas, los fascistas y esa "emergente" muchedumbre de gestapajinitos, a los que conviene saludar porque son muy sentidos, así que: ¡Heil!

Mario Vargas Llosa acepta el Nobel

[video:

] [video:

][video:

][video:

]

Distribuir contenido