Nanorrelatos

Carta real

- Maestro, es sabido que sois un hombre parco. ¿Puedo preguntaros que esperáis de los Reyes Magos?
- Poca cosa, hijo: me conformo con un reloj exacto incluso a velocidades relativistas incrustado en el salpicadero del vehículo correspondiente.

Así va el mundo

- Maestro: ¿Por qué va tan mal el mundo?
- Tal vez porque demasiados necios intentan arreglarlo.

El tamaño del Universo

- Maestro, ¿por qué el Universo es tan inmenso que jamás podremos explorarlo?
- Precisamente por eso, para el control de daños.

La Gran Explicación

- Maestro... ¿Por qué?
- Sigue siempre el rastro del dinero.

Así son las cosas...

- Maestro: ¿para cuándo la revolución?
- Ahora no, que tengo manicura.

Sus últimas palabras

- Y me llamarás Gúguel-, concluyó la zarza ardiente.

Lenguaje y pensamiento

- Maestro: ¿puede haber pensamiento sin lenguaje?
- Tendría que pensarlo para decírte, pero sin pensar te digo que hay lenguaje sin pensamiento.

Conciencia planetaria

Fue entonces cuando los Dinosaurios, reunidos en Asamblea, decidieron limitar sus emisiones de CO2 (y CH4).

Ingnorante discípulo

- Maestro ¿qué es más fuerte, el amor o el odio?
- ¿Qué me preguntas, insensato? ¿No sabes qué es más fácil destruir que construir?

La Edad de Oro

En aquellos tiempos, los hombres eran más listos: sabían que eran ignorantes.

Distribuir contenido