Machismo, del de siempre

Escribe Roberto L. Blanco Valdés hoy en La Voz de Galicia un artículo que titula "El machismo que no cesa" sobre una epidemia discotequera de felaciones por copas. Sus reflexiones son acertadas, aunque se me antoja que algo incompletas. Con todo, creo que pone el dedo en la llaga cuando dice: "Hay muchas formas de machismo, y las peores suelen ser aquellas que hoy se presentan bajo la coartada de la modernidad y la libertad." Para que la frase quede redonda habría que cambiar "hoy se presentan bajo" por "se imponen con" y “suelen ser” por “son”, ya que la humillación y el desprecio se dan, en estos casos, por partida doble. Creo que es innecesario explicarlo a quien sepa comprenderlo. Y lo contrario.